Decoración

¿Nos vamos de brunch?

La mezcla perfecta entre la comida “lunch” y el desayuno “breakfast”. Ideal para los fines de semana en los que los despertadores se quedan mudos y las horas pasan con otro tempo. ¿Nos vamos de brunch?

El brunch es una costumbre inglesa exportada a los EEUU en el XIX y de ahí al mundo. Sin embargo, esta costumbre no, nos es tan ajena. En realidad se trata de un almuezo más copioso del habitual, similar al aperitivo que se toma en muchas ciudades de España justo antes de comer. Como originario de Inglaterra el brunch clásico incluye los típicos productos de la gastronomía británica, lo que se traduce en huevos, beicon y salchichas.

Se dice que el verdadero brunch es el que incluye huevos benedictine. Los huevos bendictine consisten en un muffin salado partido por la mitad sobre los que se pone unas lonchas de jamón, beicon o pastrami y encima unos huevos escalfados con salsa holandesa. Si muy ligerito 😛

A mi esta costumbre me encanta, durante mi época estudiantil organizábamos bastantes sobretodo los sábados, que nos levantábamos tarde, una tradición que introdujimos gracias a nuestras amigas erasmus alemanas. Es más, lejos de la grasa de la versión inglesa, ellas nos descubrieron la versión más sana del brunch y es que esto es cuestión de imaginación y de vuestros gustos. Como siempre os digo la imaginación es el límite.

La idea es encontrar la excusa perfecta para reunirnos con nuestros amigos o familia y sorprenderles con una suculenta mesa llena de cosas bien ricas. Lo ideal es ofrecer tanto platos dulces como salados, así seguro que aciertas. Es similar a lo que te encuentras en un buffet de desayuno de un hotel. ¡Qué me gusta desayunar en un hotel! Me chifla, me encanta ver toda la comida tan organizadita y apeticible mmm 😛 Lo mejor de las vacaciones, es más es de lo que más me fijo cuando voy a un hotel, que tenga un buen servicio de buffet.

Pero volvamos a lo que nos ocupa, qué comidas escoger. Para mi el brunch ideal es el que incluye tortitas, creppes o gofres junto con mucha mucha mucha mucha fruta. La fruta es imprescindible en un buen brunch. Mejor si es de temporada, estará más sabrosa, pero casi todo el año tenemos manzanas, peras y plátano. Yo os confieso que podría comer todo el día fruta y nada más, me chifla. También quesos, mermerladas y patés son también imprescindibles, si no en qué vas a untar el pan. Algo de fiambre también es bienvenido. No hace falta que pongas todo esto, de hecho en realidad puedes hacer un brunch con muy poco.

Una forma muy resultona es comprar panecillos de distintos tipos de semillas, integrales, blanco, redondos, cuadrados… son muy vistosos y están buenísimos. Aprovecha para experimentar y pon mermeladas que no suelas comprar de normal hay más mundo que la mermelada de fresa o melocotón. En casa somos muy de confituras, mi favorita la de higos mmm buenísima. La de frambuesa también me chifla aunque reconozco que soy un poco sibarita en esto y no me gusta cualquiera, no me gusta que tenga trozos grandes de fruta, porque no se extienden bien sobre el pan. Hero y la vieja fábrica son de mis marcas favoritas, ah! y en Lidl venden de frambuesa a muy muy buen precio y riquísima. Una tabla de quesos también es una opción genial, el queso de untar es la pareja perfecta de la mermelada. Yogures, muesli y frutos secos son geniales para acompañar al resto de platos. 

En cuanto a la bebida, yo soy más de zumos, infusiones y café que de refrescos con gas. Incluso si hace buen tiempo una rica limonada. Lo que más te apetezca o creas que mejor combina con tus platos.

Y por último, vestir la mesa, en los pequeños detalles está la diferencia, a pesar de ser una comida informal, unos platos bonitos y una mantelería delicada marcará la diferencia y harás que quedes como una reina, te contaba hace unas semanas como decorar tu mesa aquí. 

Para que tengáis unas cuentas ideas más aquí van unas fotos inspiradoras:

decoracion_de_mesas_de_navidad_por_los_mejores_caterings_238496304_1200x

alt-brunch-vida-sana-lifestyle-ideas-cocina-picnic-makeupdecor-1

alt-brunch-vida-sana-lifestyle-ideas-cocina-picnic-makeupdecor-2

alt-brunch-vida-sana-lifestyle-ideas-cocina-picnic-makeupdecor-3

alt-brunch-vida-sana-lifestyle-ideas-cocina-picnic-makeupdecor-4 alt-brunch-vida-sana-lifestyle-ideas-cocina-picnic-makeupdecor-5 alt-brunch-vida-sana-lifestyle-ideas-cocina-picnic-makeupdecor-6 alt-brunch-vida-sana-lifestyle-ideas-cocina-picnic-makeupdecor-7

alt-brunch-vida-sana-lifestyle-ideas-cocina-picnic-makeupdecor-9

Y a ti, ¿te gusta esto del brunch? ¿ya habías organizado alguno? Espero que os haya gustado la entrada de hoy y leer todos vuestros comentarios. He pensado que es algo diferente y puede que os sirva si no para hacer brunch para coger ideas de cara a una cena o una merienda. Os lo aseguro, si probáis os aficionaréis, y adoraréis los domingos mas si cabe.

Lo dicho preciosas nos leemos 🙂