Belleza

Entrevista a Cristina Mitre

 

Hoy os voy a confesar un sueño, un sueño que persigo desde que tengo uso de razón. Ser periodista. Hice todo lo que se me dijo que debía hacer para serlo. Estudie Periodismo, realicé un master para especializarme, me fui al extranjero y hasta estoy acabando otra carrera, Comunicación Audiovisual. Y aun así, el trabajo soñado de momento no ha surgido, pero lo hará. No sé cuándo ni dónde, pero tengo la firme convicción de aquí será. Mientras ese momento llega, lo voy a intentar con todas mis fuerzas y de esa determinación nace esta web. Parte de mi proyecto final de carrera es la investigación sobre el estado de la blogósfera cosmética. Así que cuando decidí investigar el tema, qué mejor que preguntar  a quienes dirigen las mejores publicaciones del país. Sin pensarlo dos veces, comencé a llamar, mailear, twittear y todo lo que se me ocurrió para poder contactar con ellas. Y sinceramente, nunca pensé que serían tan accesibles. Mucho más debo deciros que blogueras de renombre…pero eso ya os lo contaré en otro post.

Una de las mayores satisfacciones de esta investigación ha sido conseguir entrevistar a Cristina Mitre, directora de belleza  de la revista ELLE. ¡Sí, señoras! Como muchas sabréis Cristina Mitre es bloguera desde hace varios años. Desde The Beauty Mail cuenta los entresijos de su trabajo, descubrimientos cosméticos, cómo conseguir el mejor cabello… mientras además nos incita a practicar running, deporte del que se ha convertido en toda una abanderada.

Pero os voy a contar cómo ha sido todo el proceso hasta llegar a la entrevista que os he publicado. Todo comenzó con un twiit que publiqué en su muro pidiéndole una entrevista, me contestó de inmediato facilitándome su correo. ¡¡¡NO ME LO PODÍA CREER!!!

Para las amantes de cosmética como yo,  el Beauty Book de ELLE se ha convertido en la BIBLIA de la belleza. Este suplemento reúne cada año los mejores productos que podemos encontrar en el mercado sin necesidad de visitar tres mil veces las perfumerías y leer doscientas mil reviews. Por lo que hablar con la responsable de esta publicación era cuanto menos ¡Un alucine!

Comenzamos a intercambiarnos correos, cada vez que en mi buzón de entrada leía mitre pegaba saltos de alegría (bueno… lo sigo haciendo 🙂 Hasta que conseguimos concretar el día de la entrevista. Soy de Valencia y os podéis hacer una idea de la agenda tan ocupada  que tiene. Finalmente conseguimos  sincronizar relojes y  arrancar 30 minutos para la cita.  Llegué el día de antes a Madrid y mi amiga Lorena Diego de @vivalacouture me acogió en su casa. Como comprenderéis no pegué ojo en toda la noche.

Llegó el día E, y ahí estaba yo hecha un flan. Como ni Lorena ni yo somos de Madrid fue toda una odisea llegar hasta Fuenlabrada que es donde se encuentra la redacción de la revista. ¡Tardamos más de 2 horas en llegar! Pero mereció la pena. Después de andar más de 20 minutos por caminos inescrutables llegamos a un edificio gigante de ladrillo carabista rojo. ¡¡¡¡ESTABAMOS EN ELLE!!!! Siempre que tengo algún acto de este tipo, llegó con una puntualidad británica. Llegamos a recepción, la recepcionista muy amablemente  nos dijo que esperáramos en la salita. Ahí estaba yo, en las mismísimas instalaciones de Hearst Magazine!  Mis piernas no podían parar de moverse…

“-Ya podéis pasar, es la X planta a la izquierda” ¡MADRE MÍA! Estaba como una niña el día de reyes… Subimos al ascensor, intento respirar hondo y que no se note que estoy nerviosa. El ascensor se abre, nos recibe un cuadro gigante de ELLE. Me digo a mi misma “ya estás Fati, tranquila y al toro”.

La redacción es de concepto abierto, está lleno de mesas no existe separación entre los escritorios, todo está a la vista. Quiero decir, toda la redacción ve quién entra… Hay una mesa de recepción en la entrada, no hizo falta acabar de decir quién era cuando apareció Cristina Mitre desde su mesa saludando. ¡QUÉ SIMPÁTICA! En el momento que nos saludó tan afablemente, me tranquilicé. ¡No podía dejar de mirar todo! ¡Hicimos la entrevista en la sala de reuniones! Sí si, en la sala dónde se debaten todos los temas que saldrán en la revista, dónde se cierran los números,  si esas paredes hablaran… pensaba. Pues ahí estábamos nosotras :O  Saqué mi cámara, el trípode, mi libreta y a GRABAR. La entrevista no pudo salir mejor. Cristina se mostró cercana, respondió a todo y me ayudó mucho con la información que me dio para mi proyecto. Pero si yo  estaba ya de subidón, el éxtasis llegó cuando me dijo: “¿Quieres que te enseñe la redacción?”  Y yo pensé Are you kidding me? ¡Nos enseñó todo! Incluido el potiparaiso, una habitación enorme llena de armarios con productos de belleza, maquillaje, hidrantes, sombras, labiales cualquier cosa que os imaginéis, era como una almacén de la Perfumería del Corte Inglés en miniatura. No quería salir de ahí. Me costó Dios y ayuda no comenzar a pegar brincos y gritar de la emoción, pero me contuve… (Bien Fati Bien) Vimos como organizaban el cierre de la maquetación, los diferentes departamentos… FUE INCREÍBLE!

cristinamitre-makeupdecor

Fue una aventura inolvidable que hoy culmina con esta entrevista. Que he dividido en dos partes, una centrada en la cosmética y el periodismo y la próxima semana os dejaré la última parte donde hablamos sobre running.

Han pasado unos meses y no he podido publicar antes la entrevista, hasta que no estuviera perfecta la web. Y de verdad espero que la disfrutéis como yo. Aprenderéis mucho de esta gran periodista.

Desde aquí agradecer a Cristina Mitre, su amabilidad, su cercanía y por ser tan, tan accesible. GRACIAS!

Un beso y feliz semana makeupdecorers  😉