Maquillaje

Base de maquillaje para morenas

Soy morena, morena. Me gusta mi color de piel. Sin embargo, quién me iba a decir que ser morena iba a ser un problema para maquillarme… pues sí, lo es, mejor dicho lo era.

Si os habéis fijado en las fotos, mi tono digamos que es parecido al de un café con leche. Dentro de las pieles oscuras soy la más clara, y dentro de las pieles claras la más oscura. Estoy en medio. En realidad mi color es muy similar al de miles de mujeres, sin embargo, las marcas cosméticas por lo visto no deben haberse dado cuenta de ello, porque casi todas fabrican sus tonos pensando únicamente en mujeres caucásicas, de piel clara rosada. Ni hablemos si tienes la piel oscura, para firmas como Chanel, Estee Lauder o Lancome eres una rara avis. Es más si os fijáis en los corners de cosmética selectiva de cualquier firma, veréis que si de una base de maquillaje han lanzado 10 tonos, 8 de ellos es para pieles claras, luego un tono 9 que nadie sabe qué es exactamente y después un tono 10 que es muy oscuro. Da la sensación que lo ponen por cumplir, como si la proporción de personas morenas se redujera a un 20% de la población… y como si las mujeres morenas y oscuras se pudieran apañar con esos dos tonos. Y dar gracias, porque hasta hace unos años ni se tomaban la molestia de incluir al menos eso tono. Si esto ocurriera en Suecia, Finlandia o Dinamarca podría entenderlo, porque allí la mayoría de las mujeres son caucásicas, pero en España, México, Colombia o Italia…

Tal vez, influyó en esa dificultad que me enamorara del maquillaje, tener que andar mezclando diferentes colores de bases hasta conseguir mi tono. Por suerte, hoy en día existen firmas como Mac, Bobbi Brown, Nars o Sleek, que poseen una gran variedad de tonos medios y oscuros perfectos para morenas como nosotras. Quejas aparte, os quiero dar una serie de consejos para conseguir el tono perfecto para vuestra piel dorada 🙂

Hasta no hace mucho como os decía no había a mi alcance tiendas de maquillaje que vendiensen tanta variedad de colores, por lo que tenía que recurrir a una serie de trucos para conseguir los mejores cosméticos para pieles morenas.

Para comenzar, te recomiendo que compres el maquillaje en verano. ¿Por qué? Porque las casas cosméticas es cuando lanzan infinidad de productos en sus colecciones de primavera-verano para conseguir una piel más morena que nosotras podemos utilizar todo el año, os pongo ejemplos:

 

Polvos bronceadores mate: En nuestro caso, los utilizaremos como polvos de maquillaje. Al ser más oscuros y mate son perfectos para utilizarlos como base en polvo, seguro que encontraréis tono.

Polvos bronceadores brillo: Muchas firmas sacan polvos con muchísimo brillo con partículas reflectantes efecto glow, pefecto para utilizar nosotras como polvos iluminadores todo el año.

Coloretes: En verano las firmas se atreven con colores llamativos, como corales, fucsias que nosotras nos podemos permitir todo el año y potenciarán nuestro color de piel.

También es importante a la hora de escoger nuestra base es tener claro nuestro subtono. Generalmente, las mujeres morenas suelen tener subtono amarillo o cetrino*.  Las pieles cetrinas se reconocen fácil porque en invierno nuestra piel palidece hacia tonos verdosos o amarillos. Y en verano cogemos un muy favorecer color dorado. Es importante saberlo porque si aplicamos en una piel cetrina una base con subtono rosa, esta se verá grisácea, como sucia y nos hará además un efecto careta al no fundirse bien con nuestro color.

Puntualizo que esto es generalmente, porque puede ser que haya casos en los que seas morena y te favorezcan bases de subtono rosa. En el caso de las pieles oscuras, muchas mujeres presentan un subtono como más rojizo, en ese caso busca bases  que tengan ese transfondo.

Si aun así con todo, no has encontrado tu tono ideal te explico cómo mezclar bases de maquillaje 🙂

Mezclar bases:

Si no tenéis ninguna tienda cerca que venda vuestro tono, os recomiendo que os compréis una base mucho más oscura que vuestro tono de piel y otra base de tono medio para poder jugar con las dos y conseguir vuestro tono. Os recomiendo que compréis la base más oscura lo más fluida posible, que no sea una base muy cubriente, pensar que la queremos utilizar como pigmento para “tintar” la base no tan oscura y así conseguir nuestro tono. Mezclar en un recipiente de plástico, para aplicar la mezcla, a mi me gusta utilizar brochas tipo mofeta porque difuminan muy bien el maquillaje y nos ayudarán a conseguir un acabado muy natural.

Esto sirve igualmente, si tenéis que maquillar a alguien y no disponéis de su tono de piel. Siempre es mejor aplicar poco pigmento oscuro e ir increcendo. Si la mezcla no ha quedado lo suficientemente oscura y ya la hemos aplicado en la piel, no os preocupéis. Aplicar polvos bronceadores en la piel y conseguiréis disimularlo.

Espero que estos trucos os ayuden a conseguir el tono perfecto para vuestra preciosa piel morena. Os recomiendo que le echéis un vistazo a la entrada como conseguir la base de maquillaje ideal donde os doy más trucos.