Decoración

10 Tips antes de comprar una casa*

¿Estás pensando en comprar una casa pero no sabes por dónde empezar? Tranquilo, aquí van unos cuantos consejos para que la decisión te resulte más fácil.

  1. Busca un asesor

Generalmente en la inmobiliaria además de ayudarte a encontrar una vivienda,  pueden asesorarte con las dudas que tengas sobre el proceso de compra. Si necesitas una hipoteca, te recomiendo que busques un asesor legal o fiscal que te ayude a conocer todas las opciones de financiación y te explique las condiciones que te ofrezcan desde las entidades financieras. Así mismo, debes saber que para la firma de la hipoteca puedes escoger el notario que quieras y no el que el banco decida. El notario no sólo está para dar fe, si no también para asesorarte y aclararte cualquier duda que tengas. Pregunta sin temor, cuanta más información tengas, en mejor disposición estarás de poder realizar la operación de forma consciente y responsable.

2. Decide tu presupuesto 

Para saber en qué arco de precio puedes moverte lo mejor es hacer números. Los expertos recomiendan que el valor de la hipoteca no supere el 40% de nuestros ingresos para no sufrir a fin de mes. Debes tener en cuenta que si necesitas una hipoteca los bancos te van a exigir que tengas ahorrado un 20%  para la concesión. La financiación del 100% del inmueble tan sólo se hace en aquellos que son propiedad del banco.

¬Gastos a la hora de comprar una vivienda

Si la vivienda es nueva:  Deberás de pagar el IVA que supone el 10% del valor de la vivienda y el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) que varía según la comunidad autónoma entre un 0,5 y un 1,5%.

Si  la vivienda es de segunda mano: Se debe abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) que también varía según la comunidad autónoma entre un 4% y  un 10%.

Gastos de notaria: Los precios de una notaria a otra no varían mucho ya que están regulados por Ley, de hecho como máximo puede hacer un 10% descuento sobre los aranceles establecidos. Puedes encontrar notario en la página oficial del Consejo General de Notariado.  Para hacerte una idea para una hipoteca de 200.000 euros los gastos son unos 191,55 euros aproximadamente.

Comisión de la Inmobiliaria: Dependiendo de la inmobiliaria esta comisión puede suponer entre el 2% y el 3% del valor de compra-venta.

Si pides hipoteca: Es obligatoria la realización de una tasación del inmueble que puede rondar los 300€, a esto deberás sumarle los gastos de apertura de la hipoteca que varían entre un 0,1% y un 0,6% del valor hipotecado. Si necesitas más información sobre las diferencias entre hipotecas te dejo este enlace del Banco de España muy ilustrativo.

Con toda esta información, ya puedes hacerte una idea de los gastos y ver hasta cuánto puedes invertir en una vivienda.

3. ¿Nuevo o de segunda mano?

Ya tenemos presupuesto, ahora toca decidir si queremos una vivienda nueva o de segunda mano. Yo dejaría la puerta abierta a ambas opciones porque dependiendo de donde vivas no tendrás mucha elección. Debido a la burbuja inmobiliaria, actualmente no se construyen viviendas nuevas y las que se anuncian como tales, suelen ser construcciones sin estrenar que quedaron sin vender de la época de las vacas gordas. Si eres de los que le gustan las zonas céntricas, la opción más factible serán las de segunda mano. Tanto los nuevos inmuebles nuevos como los de segunda mano tienen sus pros y sus contras. Una vivienda de segunda mano te permite reformarla a tu gusto y adaptarla a tus necesidades, por otro lado, una casa nueva suele estar hecha con mejores materiales y tienes la satisfacción de estrenarla tú, pero como todo, dependerá de cada caso particular.

4. Compara

Las condiciones de un banco a otro pueden ser abismales, por preguntar no pierdes nada. Además esto te permitirá poder negociar mejor los términos de la hipoteca. Y la comparación es aplicable a todo, tanto a las viviendas, como los bancos, inmobiliarias, la zona donde te gustaría vivir…

5. Ubicación, ubicación, ubicación 

Muchos expertos del mercado inmobiliario dicen que el precio de una vivienda se basa principalmente en su ubicación, así que, hay que prestarle especial atención. Cuánto más céntrica más cara, pero también, cuánto mejor comunicada, el transporte público es un plus.  Los colegios públicos y zonas verdes también aumentan su valor.

Otro aspecto que a veces pasa desapercibido es la orientación de la casa,  algo fundamental en la iluminación de la casa. Una buena orientación no sólo nos proporcionará una hogar más agradable si no que nos ahorrará dinero en gasto de luz artificial y calefacción.

6. Infórmate sobre la población donde estás buscando

Siguiendo con el punto anterior, es muy importante que conozcas la zona de la vivienda que quieras comprar ¿Es una zona con industria? Generalmente en las zonas industriales, las poblaciones tienen más servicios. ¿Sabías que en Cofrentes no se paga electricidad? Al poseer la Central Eléctrica de Iberdrola, es Iberdrola quien se hace cargo. Hasta hace unos años en el Almussafes tampoco se pagaba el recibido del agua ni el impuesto de basuras, gracias a que la fábrica Ford. La industria también ofrece mejores opciones laborales,  generalmente los ayuntamientos suelen promover la contratación de los vecinos en aquellas empresas que están en su propio territorio. Es importante que te informes de los tributos que se pagan ¿Cuánto es el impuesto de basuras? y ¿el impuesto de circulación? Dependiendo de un municipio a otro, estas cantidades puedes variar muchísimo, por lo que te recomiendo que te informes bien si no te quieres pegar un susto cuando te llegue el recibo del IBI, por ejemplo. Otras características a tener en cuenta es si existen comercios locales o se trata de una ciudad dormitorio, si hay zonas verdes, hospitales o centros de salud…

7. Piensa en el futuro

La compra de una casa debe ser meditada y hecha con responsabilidad. A pesar de que el mercado inmobiliario se está moviendo, la venta de una casa no es sencilla, por lo que piensa en la adquisición de la vivienda como algo a largo plazo. Si tienes previsto formar una familia, no tiene mucho sentido que te compres una casa con una habitación o que se encuentre lejos de guarderías o colegios. El ascensor también es algo a tener muy en cuenta, quizá tu te veas joven para subir y bajar, pero has pensado en las visitas, puede que a tus padres no les venga tan bien subir 3 pisos cada vez que vayan a verte, no por comodidad, si no por salud. Si quieres tener animales, es importante que consultes las condiciones de la comunidad donde vas a vivir sobre las mascotas y que veas la funcionalidad de un animal en la casa. ¿Llega la fibra óptica? Esto dependiendo de tu trabajo puede no ser una opción y una vez comprada… la vuelta a atrás es muy complicada. Intenta ponerte en todos los futuribles posibles, hazme caso, como dice el refrán persona precavida vale por 2 😉

8. Inspecciona el inmueble con profesionales

Tanto si vas a realizar una reforma como si no, es muy importante que te asegures de que la casa está en buenas condiciones. Para ello deberás asesorarte, lo mejor es que recurras a un arquitecto o constructor de confianza, que te diga la realidad del inmueble. La instalación eléctrica, la fontanería, las humedades o el tejado, son cosas muy a tener en cuenta, pues su reparación es muy costosa y debemos saber en que situación se encuentran antes de firmar ninguna compra-venta.

9. Negocia

Ya has encontrado una casa que te gusta, haz una oferta realista y negocia. El no ya lo tienes, los vendedores ya saben que su precio va a ser negociado, por lo que suelen incrementarlo. Eso sí, haz una propuesta seria, no estamos regateando en un bazar, si el vendedor cree que la oferta es ridícula no te tomará en serio y es probable que no te quiera vender.

10. Sé realista 

No existe la casa perfecta. Y tendrás que ser sincero contigo mismo y  tus posibilidades. Establece una serie de prioridades, esas características por las que si o si necesitas para vivir. Por ejemplo, acceso a metro para poder ir a trabajar o mínimo 2 habitaciones para tener espacio suficiente. Obsesionarte con comprarte un ático en una zona en la que quizá no haya tanta oferta que se ajuste a tu bolsillo,  lo único que hará será frustrarte, a no ser que sea millonario en cuyo caso todo este artículo no te hará falta. 😉

Espero que toda esta información te resulte útil y te ayude a encontrar tu nueva casa.

No te olvides de compartir y suscribirte para no perderte ninguna de mis entradas.

*Post patrocinado por Inmobiliaria Aliseda